return

Potencialidades gráficas: el ejemplo del arte abstracto de Dimitri Kosiré

 

El arte abstracto ya no puede ser considero como "arte contemporáneo"? Pertenece ya este género a la categoría clásica de "arte moderno"? Ya no tiene eficacia inmediata? Estas son preguntas delicadas, que se plantean tanto a artistas, como a críticos de arte y espectadores.

 

 Por un lado, muchos representantes del arte abstracto se exhiben en los principales museos del mundo, como Mondrian, Kandinsky, Robert Delaunay y Sonia Delaunay, quien actualmente es objeto de una exposición en el Museo de Arte Moderno de París. Pero se trata a menudo de retrospectivas, lo que significa que este tipo de creación está “acabada”, archivada, almacenada en el panteón artístico y en el diccionario, inscrita en la historia del arte, y que ya ha perdido su alcance y su eficacia. Kandinsky, durante casi un siglo, expresó el objetivo del “arte contemporáneo”: la búsqueda del arte abstracto era, según él, una realización espiritual. Esta búsqueda espiritual ha sido el objetivo perseguido con ensañamiento por varias generaciones de artistas, pero hoy las circunstancias han cambiado. En un momento de esencialismo, de sufrimiento y de duda, los artistas a menudo tienen dificultad para declarar con firmeza que persiguen una búsqueda espiritual, que buscan la realización espiritual a través de su arte. Ayer, mientras el posmodernismo y el estructuralismo estaban en boga, hoy es el momento de la deconstrucción del deconstructivismo, seamos crítico de arte o artista, es muy difícil  cantar “la canción de la ingenuidad”. Después de haber cantado el “canto de la experiencia”, hemos perdido nuestra mirada ingenua. Difícilmente podemos considerar el arte, especialmente del arte abstracto, con el optimismo de Kandinsky de hace un siglo, como las personas que, después de haber vivido la Gran Depresión y varias crisis económicas, ya no pueden creer con un optimismo ciego en la omnipotencia de la economía de mercado. Debemos reconocer que la cuestión de la legitimidad del arte abstracto se plantea desde hace varias décadas.

 

Por otra parte, a diferencia del fauvismo o del cubismo que hicieron furor y atrajeron a masas en un momento dado, el arte abstracto nunca se ha retirado de la escena artística. Hoy en día aún tiene cabida una feria dedicada al arte abstracto «Nuevas Realidades» creada por Sonia Delaunay. Los jóvenes artistas abstractos se pueden reunir para intercambiar puntos de vista, exponer sus propias obras. Está el arte abstracto muerto? No necesariamente. El movimiento de arte abstracto ha franqueado muchas generaciones: los artistas abstractos estuvieron durante un período en el punto de mira, y luego otras generaciones les sucedieron, pero el propio arte abstracto no está muerto.

 

Dimitri Kosiré forma parte de la última legión de estos "luchadores" del arte abstracto. Desde principios del año 2000 hasta hoy, su obra durante esta década, se divide en varias etapas. Las obras más emblemáticas de sus inicios se centran en el año 2005, marcadas por un fuerte simbolismo, portadoras de símbolos descifrables o no, con el uso de la línea y el punto a semejanza de Klee. Este período es una reminiscencia de la fecha de nacimiento del artista, en el año 1968, época revolucionaria donde los círculos artísticos y críticos estaban fascinados por la lingüística estructural y la semiótica, entonces aparecidas recientemente. Explicar o guiar el arte abstracto utilizando símbolos ha estado de moda y sin duda alguna, los "genes culturales" de Kosiré llevan el "legado de una época", a pesar de haber comenzado sus exploraciones del arte abstracto con el uso de símbolos.

 

En los años siguientes, la investigación del artista tomó una nueva dirección. A partir de 2010, sus obras comenzaron a asumir las características del «lirismo abstracto»; la cosmología reemplaza los "símbolos" anteriores; los aspectos individuales, sentimentales, se combinan con elementos universales y cosmológicos con ricas constelaciones de puntos, líneas, superficies a veces armoniosas, a veces contradictorias, donde las estrellas tienen cada una sus propias características, donde todas juntas, forman un todo orgánico.

Al mismo tiempo, Kosiré utiliza en sus creaciones muchos materiales poco tradicionales, como la madera o el metal. También utiliza técnicas mixtas y, a menudo, excede los límites de lo que conocemos como "pintura tradicional". Las obras en las que utiliza tinta china merecen una atención especial: aunque el material sea oriental, el espíritu y la forma son occidentales. Su "técnica del pincel" deriva del arte abstracto clásico, y sus "salpicaduras de tinta" evocan el estilo de Pollock, provocando nuevas sensaciones en el espectador.

 

Pero Kosiré no se limita a los métodos tradicionales. En el arte moderno y el arte contemporáneo, que están siempre en busca de la novedad, el conservadurismo y los estereotipos pueden significar que no avanzamos, pero si, paralelamente a estas exploraciones, nos aferramos al arte por el arte, entonces practicamos un "arte" verdadero. Hace algunos años, algunos críticos han considerado que la fidelidad de Kosiré al uso de materiales tradicionales era muy significativa, en una época en la que todos los artistas siguieron la moda recurriendo a lo último en programas informáticos o a otras formas de alta tecnología. Sin embargo, en 2012 el artista produjo una serie de obras que incluían la fotografía digital, consiguiendo un resultado interesante. Por lo tanto, no se debe juzgar a un artista en función de la antigüedad o de la novedad del medio utilizado ni tener ninguna expectativa en la materia. Una obra es un todo y las de Kosiré demuestran la significación de su trabajo. Esto también nos muestra hasta que punto el arte moderno y el arte contemporáneo son impredecibles. Tal vez deberíamos seguir el ejemplo de la lechuza de Minerva que solo vuela al anochecer y evitar cometer el error de evaluar y anticipar, pero esto es el privilegio y la perversión de los pensadores. En cuanto a los artistas y a los críticos de arte, su prioridad es estar en sintonía constante con la actualidad. Sólo la acción puede tener un impacto en un determinado dominio. Así pues, la obra de Kosiré nos muestra el gran potencial de la pintura y las artes gráficas.

 

18  Noviembre 2014

      Lü Peng

      Historiador del arte

     Traducido al Castellano por Esther Espejo